Niños

*Bajos salarios e inseguridad empeoran este problema de salud pública

*La promoción de espacios idóneos para actividades al aire libre ayudaría a impulsar estilos de vida más saludables

Cada vez hay menos niños que salen a hacer ejercicio, y eso aumenta su riesgo de obesidad, lo cual a su vez incrementa el peligro de presentar diabetes, por lo que el gobierno debería atender este factor como un elemento fundamental de salud pública, mencionó el doctor Luis Ortiz Hernández, profesor-investigador de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

A propósito de la alerta epidemiológica lanzada por la Secretaria de Salud sobre este padecimiento, el jefe del Departamento de Atención a la Salud de dicha sede universitaria indicó en entrevista que la promoción de espacios idóneos para actividades al aire libre podría ayudar a impulsar estilos de vida más saludables.

La diabetes, dijo, aumenta el riesgo de infartos y en el largo plazo provoca efectos dañinos a la visión, la función renal, provoca la aparición de úlceras y amputaciones de extremidades.

Setenta por ciento de la población en México tiene obesidad y solamente una tercera parte mantiene un peso saludable. En tanto que nueve por ciento de los adultos mexicanos ha recibido un diagnóstico positivo con Diabetes Mellitus, precisó.

El académico recomendó realizar actividad física y comer saludablemente; sin embargo, consideró que el actual estilo de vida impide llevar a cabo dichas acciones; “debido a la inseguridad pública las personas evitan salir a la calle a hacer ejercicio”.

“A partir de estudios sobre obesidad elaborados en el Departamento de Atención a la Salud de la UAM, hemos demostrado que una alimentación saludable es onerosa, por lo que para la gente de menor ingreso es imposible garantizar una dieta rica en vitaminas, proteínas y minerales”, sostuvo el investigador.

Es necesario plantear que la sociedad requiere de un salario mínimo que les permita a las familias mantener una dieta equilibrada; por medio de políticas públicas, las autoridades también deben procurar disminuir el precio de frutas y verduras frescas, así como de carnes y lácteos descremados, subrayó.

Actualmente, afirmó, una proporción muy alta de adultos mayores reporta altos índices de obesidad. Si la tendencia continúa así y los ambientes permanecen igual, “en el futuro contaremos con más diabéticos”.

La alerta es para enfatizar en las consecuencias negativas que deben ser atendidas desde ahora, ya que después la situación podría empeorar, consideró Ortiz Hernández.

La UAM realiza investigaciones encaminadas a evaluar y conocer los factores que propician la aparición de esta enfermedad. Hay experiencias de servicio social con niños de educación primaria y en las clínicas de estomatología de la universidad.

Dejar una respuesta