Latidos y latitudes

*La muestra estará abierta hasta el 16 de diciembre en la Casa de la Primera Imprenta de América

Latidos y latitudes recrea el encuentro de la impronta austera de la cruz del sur y la riqueza voluptuosa del trópico; el tango y el danzón; la caña y el tequila, y la dimensión de los trigales de la llanura y las milpas escalonadas en los cerros de la geografía de México, con sus mercados, colores, sabores y música.

La exposición colectiva argenmex 40 años conmemora ese periodo del exilio argentino en el país con 22 obras de Iris Aldegani, Nicolás Amoroso, Eduardo Astiz, Sylvia Bathelt, María Campiglia, Liliana Duering, María Ezcurra, Laura Gabrielli, Gabriela Gallardo, Mariana Gullco y Camilo Pérez Aguad.

Es la expresión multicultural de artes plásticas de diversas generaciones: aquellos que padecieron el destierro por causas políticas, económicas o por convicción, y de sus descendientes, que encontraron afecto, hospitalidad, solidaridad y esperanza en México.

Realizadas en épocas diversas, las obras presentan formatos, temas y técnicas –óleo sobre tela; óleo, tinta y papel sobre tela; acrílico sobre lienzo; tinta sobre papel; cerámica de alta temperatura y técnicas mixtas– también distintos.

Latidos y latitudes estará abierta al público hasta el 16 de diciembre en el Centro de Difusión Cultural Casa de la Primera Imprenta de América de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) para dar a conocer experiencias de vida que marcaron el devenir del exilio con dolores distintos y un mismo origen.

Cada latido acompaña “el encuentro y el intercambio entre formas de ver, entender y sentir el recurso de la vida en un mismo espacio latinoamericano”, registrando relaciones interpersonales, actividades y la construcción de nuevas solidaridades, explicó el arquitecto Carlos Lavore, curador de la exposición.

Las artes plásticas son parte de ello y transitan los momentos del destierro: mudanzas, alegrías y sinsabores; sedimentan la permanencia en un sitio, pero avizorando lo que seguiría desde múltiples expresiones y con el pulso del complejo devenir de los pueblos de la región.

El maestro Lucino Gutiérrez Herrera, coordinador general de Difusión de la UAM, destacó que Latidos y latitudes simboliza la voluntad de un México universal abierto a cualquier ciudadano que sea violentado en su país de origen y reconoce que el exilio es dolor y tránsito.

En el acto inaugural de la muestra, el embajador de la República Argentina en México, Daniel Chuburu, acompañado del doctor Francisco Javier Rodríguez Garza, director de Artes Visuales y Escénicas de la Casa abierta al tiempo, recordó que si bien la relación de amistad entre ambos pueblos data de mucho tiempo atrás es obligación del país sudamericano agradecer la generosidad hacia los argentinos que por causas políticas, económicas o personales encontraron amistades y dónde establecerse.

Dejar una respuesta